La arquitectura original de esta antigua casa de campo es parte del disfrute de la casa, con muchos espacios abiertos interconectados dentro de un caparazón de paredes de piedra originales.

 

Dentro de estas paredes, elementos singulares como los "Parladoiros" (ventanas originales con asientos en cada lado) se han conservado para el disfrute de los huespedes.